FANDOM



Er Cocacola Editar

"Er misterio der Cocacola" es el nombre de la primera serie de la radionovela, la sección de La Directasa en la cual Enocguitar y Caliebre improvisan un estilo de novela radiofónica. En esta serie, hablan sobre el asesinato del repartidor de Coca-Cola en la Feria de Abril, y en su segunda temporada, sobre la investigación del detective Bocherinni y su ayudante Lorenzo.

Origen Editar

El origen de la radionovela es un fallo técnico en el final de la Directasa 1x4 (17 de abril de 2016), tras un problema técnico que dejó el show en pantalla negra. Mientras Pazos solucionaba el problema, Enoc y Caliebre improvisaron una pequeña historia. El éxito de esta primera improvisación provocó que la Radionovela continuara durante unas cuantas Directasas más.

Más tarde, en la segunda temporada de la directasa, la radionovela se incluyó como sección oficial, ahora guionizada y con una historia diferente, aunque conectada con la anterior de cierta forma aún desconocida.

La historia Editar

La historia se narró de forma improvisada durante los capítulos 4, 5, 6 y 7 de la primera temporada de la directasa, y los capítulos 1, 2, 3 y 4 de la segunda temporada. Con las voces de Enocguitar y Caliebre como narradores, y con el piano de éste último como acompañamiento y ambientación, se crearon 4 capítulos de la historia del Cocacola hasta la fecha, más otros 3 capítulos de la historia de Bocherinni y Lorenzo, transcritos a continuación.

Capítulo 1x01: La directasa estropeada y muerte en la feria de abril Editar

Caliebre

"Dramatizachione".
Enocguitar
La directasa se había jodido. Pazos la había liado con mucho mono por medio. Caliebre hace semitonos para crear tensión. De repente de repente otra vez, otra vez, y seguía otra vez roto. Todo roto.
Caliebre
La directasa estaba estropeada. Había cables sueltos que Enoc estaba mordisqueando.
Enocguitar
Porque le estaba la madre de caliebre comiendo la churrita. ¡Pero no tenía dientes! Caliebre no ganaba suficiente para pagarle una dentadura nueva a la madre.
Caliebre
Y apareció una cosa rara. ¡E rara! ¡E deforme!
Enocguitar
¿E deforme?
Caliebre
¡No tiene forma desconocitta!
Enocguitar
¿Por qué se te va a Chiquito?
Caliebre
¡No lo che! ¡Portero!
Había un problema muy serio en la feria de abrile. Faltaba una copa de rebujito y la pedía todo el mundo. La garganta estaba seca.
Enocguitar
No había, no había por ningún lado, ni un triste hielo.
Caliebre
Pero de repente... de repente apareció el repartidor de la coca-cola.
Enocguitar
Y empezó a hacer danza interpretativa.
Caliebre
Danza loco, danza abstracta.
Enocguitar
Y todo el mundo lo entendió en ese instante.
Caliebre
¿Qué pasa qué paaaasa con la coca-cola? ¿Qué es esta danza que me vuelve loco la cabeza?.
Enocguitar
Una sevillana sonó de fondo.
Caliebre
“Aeeaaaeeaaa”. Era cantehondo en realidad. “Aeeaaaeeeaaaaaaa”.  Un cantehondo un poco de Cacahuet, pero bueno. ¡Se paró la música!
Enocguitar
¿Qué pasó?
Caliebre
Se paró la música… ¡¡Y el hombre de la coca-cola estaba morto en el sueeeelooo!!
Enocguitar
Todas las luces se apagaron en ese instante.
Caliebre
No puede ser, ¿Qué está pasando? ¿Quién ha matado al cocacola?
Enocguitar
Una niña bailaba reggaetón. “Dame más gasolina, dame más gasolina” ¿Qué pasa aquí?
Caliebre
¿Qué pasa? Todos tenemos diesel, ¿Por qué estás diciendo esa locura? ¡Esta niña no cuida el medio ambiente!
Enocguitar
Entonces se llamó al sacerdote, ¡esa niña había que exorcizarla! ¿Exorcizarla?
Caliebre
El sacerdote no entendió muy bien y se bajó los pantalones.
Enocguitar
¡Ahora mismo te la exorcizo!

Capítulo 1x02: Er Sarsa y la segunda muerte Editar

Enocguitar

El cocacola estaba en el suelo. La gente estaba impresionada viendo al sacerdote dándole... dando...
Caliebre
¿Lo dejamos por ahí, no?
Enocguitar
Dios mío, taparle los ojos a los niños, ¡Que no vean esto!
Caliebre
El sacerdote estaba exorcizando a la niña.
Enocguitar
"Por la sangre de judas, yo te meto barra y media."
Caliebre
¡¡¡Ma no había baguette!!! ¡Había pan integrale!
Enocguitar
“¡El panadero! ¡El panadero!” se escuchó de fondo. La feria había acabado y todo el mundo seguía paralizado.
Caliebre
De repente entro un robot. E un robot que tiene número detrás. Robot234 80. SuperMVP se reía. ¡Y la Neeru hablaba del cuarto y mitad de la baguette! ¿A qué se refería la Neeru?
Enocguitar
Nadie sabía que había pasado en el suelo ese instante. De repente vieron una sombra entre las alfombras… las alfombras de debajo del suelo de... de la mina de carbón.
Caliebre
¡¡¡Y estaba muerto el del cocacola!!! “¿Quién ha matado al cocacola?” se preguntaba la gente.
Enocguitar
En su pecho... en su pecho agarraba una hoja manchada de sangre.
Caliebre
¡ERA KETCHUP PRIMA!
Enocguitar
¿Ketchup prima?
Caliebre
Con lo cual, esto quiere decir, que también estaba…
Enocguitar
…Implicado…
Caliebre
…el repartidor…
Enocguitar
…de la ketchup.
Caliebre
¡¡¡El repartidor de la sarsa!!!
Enocguitar
Olía a rivalidad entre bandas, ajuste de cuentas. El cocacola... había pedido anteriormente al sarsa que tuviera salsa más picante para que la gente demandara más bebida isotónica….
Caliebre
Perdón.
Enocguitar
…Y no le había hecho caso.
Caliebre
¡¿Ma quien mató al cocacola?!
Enocguitar
Todo el mundo pensaba que había sido el sarsa.
Caliebre
El sarsa podía haber matado al cocacola...
¡¡¡Pero el sarsa estaba morto en el suelo al lado!!!
Enocguitar
¿Qué está pasando? ¿Qué está pasando? El sacerdote seguía dándole candela a la niña, ¡Y ya había dos muertos en el suelo! El cocacola y el sarsa.
La gente seguía sin rebujito.

Capítulo 1x03: El homúnculo y la pista del picolini Editar

Enocguitar

El cocacola y el sarsa estaban muertos en el suelo.
Caliebre
Había litigios que no se habían resuelto todavía.
Enocguitar
Todavía te carraspeaba un poquito la garganta al hablar de la coca-cola, por el gas, por el gas.
Caliebre
Era un trago amargo. Había 18 personas en el recinto ferial, y más de una estaban muertas.
Enocguitar
Dos.
Caliebre
Dos concretamente.
Enocguitar
El sarsa y el cocacola. Nadie, nadie se explicaba que podía haber pasado en ese momento porque claro, porque primero habían pensado que el sarsa había asesinado al cocacola, pero no: El sarsa estaba muerto también.
Caliebre
¿Estaba muerto?
Enocguitar
¡¡¡Estaba morto en el suelo!!!
Caliebre
Momento, esta historia necesita un poquito más de profundidad.
Enocguitar
Sí, dale, dale.
Caliebre
¡¡¡ESTABA MOOOOORTO EN EL SUEEEEEEELO!!!
Enocguitar
Ahora sí, ahora sí me llega, ahora sí. La gente no se explicaba, el cocacola, el sarsa, ¿Esto qué es?Todo el mundo en el suelo.
Caliebre
Había niñas vestidas de gitanas... muy mal conjuntadas.
Enocguitar
Rojo y verde, peineta roja, volante verde, ¿Qué mierda es esta?
Caliebre
Había un problema en la conjugazione de la ropa en la feria de abrile que había causado un posible... homúnculo cerebrale en el cocacola.
Enocguitar
De repente debajo de la barriga del cocacola salió un homúnculo ahí con los brazos to' raroh ahí que no tenía ni deo’ ni tenía nada. Y estaba arrastrándose. Y decía "Ketchup primaaa el cocacolaaa"
Caliebre
¡Ketchup primaaaaaaaa!
Enocguitar
“Ketchup prima, el cocacola”
Caliebre
La gente estaba desconcertada, la gente pensaba que decía "ketchup prima" pero estaba diciendo "¿Qué ha hecho prima?"
Enocguitar
¿Qué has hecho prima? Inmediatamente alguien tuvo un punto de lucidez, un punto de lucidez, dijo "Quieto, pararos un momento todos; ¡Niño, deja el rebujito, que no hay!"
Caliebre
"No hay, ¿Cómo lo estás haciendo niño hijoputa?"
Enocguitar
"Que nada más que te estas bebiendo el hielo hijo de puta, estate quieto"
Caliebre
"Que se está escuchando como estas sorbiendo el vaso, ¡que no tiene nada! Que se escucha 'gjjjjj', que te crees, ¿Que no te vemos?"
Enocguitar
"¡Estate quieto! Homúnculo, háblanos, alúmbranos, alúmbranos, ¿Quién ha matao al cocacola y al sarsa?"
Caliebre
Y entonces el homúnculo se levantó con sus patitas retorcidas de maldad y dijo...
"¡Hay misterio!"
Enocguitar
¿Hay misterio?
Caliebre
"¡La cosa no está resuelta! ¡Tenemos problemas! Porque el caso… ¡¡Es inconcluso!!"
Enocguitar
¡No! ¡No puede ser caso inconcluso! no puede ser, llama, ¡Llama al de los picos!
Caliebre
¿El de los picos quién es? ¿Estás loco?
Enocguitar
El de los picos, el de los piccolinis, ¡El que trae el pan este duro! Reparte los picos pa’ la tortilla.
Caliebre
¿El repartidor de piccolini?
Enocguitar
¡El piccolini!
Caliebre
¿Ese puede saber algo?
Enocguitar
¡Puede saber todo! ¡Puede saberlo todo!

Capítulo 2x01: Bocherinni, Lorenzo y el nuevo casi Editar

Enocguitar

Era Madrid a las dos y media de la tarde. El comedor infantil del colegio de Nuestra Hermana de la Pepitilla Rancia.
Caliebre
Había mucho niño. Había más personas que gente. Había más cucharas que bocas. Los niños estaban en el comedor. Estaban comiendo la pasta que estaba pasada.
Enocguitar
Estaba muy pasada, la cocinera era una hija de puta que dejaba la pasta hirviendo 3 hora y media. Plastilina, comían plastilina.
Caliebre
Había un niño en la esquina que llevaba una semana y media con el mismo plato a medio comer y el plato ya echaba peste, el plato estaba tó podrido.
Enocguitar
¿Pero eso por qué? ¿Eso por qué?
Caliebre
Porque le pedían, porque le pedían que comiese el plato y no se lo acababa y le decían "pues te lo vas a terminar" y así llevaba una semana y media.
Había 37 niños con el móvil buscando pokemon entre los macarrones.
Enocguitar
¡Oh! Había un niño en la inmensidad de los 37, en toda la inmensidad, que, de repente, hizo ¡Ohhh! ¡¡¡Ohhh!!!
Caliebre
¿Eso qué fue, un orgasmo?
Enocguitar
¡No, fue una sorpresa! ¡Ohh!
Caliebre
¡Una sorpresa! El niño...
Enocguitar
¿Qué había pasado?
Caliebre
¡¡El niño se había encontrado un Charmander nivel 2087 en el plato de macarroni!!
Enocguitar
¡No puede ser! ¡Ahh! ¿Dónde estaba?
Caliebre
Estaba... ¡Estaba debajo de una armóndiga!
Enocguitar
Pero, ¡oh! Pero… ¡¡¡OH!!!
Caliebre
¿Qué pasa? ¿Qué, te estás haciendo daño?
Enocguitar
Eso... ¡¡No era una armóndiga!!
Caliebre
Y todos los niños... habían comenzado a morirse en los platos, se caían la boca en los tenedores le caían... le picaban los ojos los tenedores... ¡Y se empezaron a morir todos los niños del comedore!
[Suena un teléfono]
Eso no tenía que venir ahora.
¿Que se escucha? ¿Que se escucha de fondo?
Enocguitar
¿Oh, esto que es? ¡Estamos, ahora estamos en Barcelona! En la hora de la merienda, pero ¿Dónde estamos?
Caliebre
Están tocando muchas palmas en Barcelona.
Enocguitar
¿Esto qué es? Oh pero... ese no... ese que pasa por ahí... ese me suena, ¡Pero estamos en la Games World! Madre mía, todo el mundo...
Caliebre
¿Que están coreando en la Games World?
Enocguitar
No sé qué están coreando, “Pazos, Pazos”, de fondo se escucha algo así.
Caliebre
Había gente pasando con grofe de chocolate.
Enocguitar
¿Con un grofe? ¿Con grofe de chocolate?
Caliebre
Y se lo estaban comiendo... se lo estaban comiendo con angustia.
Enocguitar
De repente sonaba a lo lejos "aiafo. aplí"
Caliebre
"Allá va gofre"
Enocguitar
"Grofe penc"
Caliebre
Esta es posiblemente la peor broma que se ha hecho. Pero eso no quita que cuando la gente estaba con el grofe en la mano se notaba un rebujito aquí en el estómago muy raro... se notaban que las cuerdas vocales no funcionaban y se empezaban a ahogar.
Enocguitar
Ahh... todo el mundo empezó a ahogarse al unísono, y todo el mundo corría en dirección única y exclusiva.
Caliebre
Todo el mundo se iba directamente al stand de No Man’s Sky a decirles "hijoputas, estafadores, me cago en tus muertos" antes de morirse.
Enocguitar
¡Oh! Allí no había ni mosquitas ni había nada, se morían en el suelo; en ese momento todo el mundo de repente cogió un rigor mortis así, de golpe.
Caliebre
¿Y no lo soltaban eh?
Enocguitar
¡No lo soltaban! Todos estaban muertos tiesos, bugeados en la misma posición, ¿Qué pasaba ahí?
Caliebre
Y todos los grofes de la gente, repletos de chocolate, se empezabana amontonar en el stand de No Man’s Sky.
Enocguitar
¿Pero que pasa ahí? ¿Pero eso por qué?
Caliebre
Porque empezaron a salir... ¡¡¡GROFE PROCHEDURALE!!!
¡Mira como aplauden!
Enocguitar
¡Como corean las muertes los hijos de puta!
Caliebre
Hijos de puta, como se nota que os pagan a todos.
Enocguitar
Seguramente estarían en la pantalla de battlefield contra...
[Suena un teléfono]
Caliebre
¿Qué es esto? ¿Qué es esto que suena?
Enocguitar
¿Estamos en Cádiz? Comisaría central de policía.
Caliebre
"Detective Bocherinni... si... aha... si... mhm... aha... aha...ha... hahaha... ahhhaaa... agj... agjha... brah..."
Enocguitar
"¿Quién es jefe? ¿Quién es?"
Caliebre
"Espérate un momentito... ahhha... bruaahhh... coño que flema, me cago en la puta."
Enocguitar
"Jefe, hace mucho rato que han colgado el teléfono."
Caliebre
"Si, si... tienes razón, tienes razón Leoncio..."
Enocguitar
"No, no señor, me llamo Lorenzo señor, Lorenzo."
Caliebre
"Eh... si, eh... mucho me temo, querido Leoncio, que tenemos... un nuevo casi."

Capítulo 2x02: El aeropuerto de Jerez y un cliffhanger de la hostia Editar

Enocguitar

Jerez, siete y media de la mañana. Uy, ¿qué ha pasado? ¿Se ha caído algo?
Caliebre
Se ha caído algo por ahí.
Enocguitar
Se ha caído algo en el aeropuerto internacional de Jerez.
Caliebre
Había poca persona, eh. La gente no quería viajar tan temprano.
Enocguitar
Oh, madre mía. Boccherini y Lorenzo van a coger un vuelo a Madrid para investigar el caso del comedor infantil.
Caliebre
Llevaban maletas. Las maletas eran muy pequeñas. Había maletas que cabían en los bolsillos.
Enocguitar
Pero ¡oh!
Caliebre
¡Leoncio! ¡Leoncio! ¿Por qué coño has cogido rayanair?
Enocguitar
Soy Lorenzo, jefe.
Caliebre
No me cambies de tema Leoncio, ¡Llevamos 30 min en la cola! Perdona que tengo un poquito de tos. ¡Llevamos 30 min en la cola y estamos solos!
Enocguitar
¡Pero jefe! ¡Es que estamos todavía en el baño!
Caliebre
¡Joder Lorencio, Leoncio, Lorencio! ¡Guárdame la churrita rápido que no cogemos el vuelo! ¡Por tu culpa!
Enocguitar
La gente tenía preocupaciones para no facturar. Pero con rayanair mucha precaución había que tener. Pedían inspecciones científicas de las maletas.
Caliebre
Le hacían acupuntura a las maletas. Los mostradores estaban llenos de bragas y de calcetines porque la gente no facturaba las maletas grandes.
“Buenos días señora”
Enocguitar
“Billete”
Caliebre
“Eso me gustaría a mí, eso me gustaría a mí. Tener billete”
Enocguitar
“Muy gracioso... esa maleta hay que facturarla, eh”
Caliebre
“¡Pero si esto es mi cartera!”
Enocguitar
“Póngala en la máquina de facturación ahora mismo”
Caliebre
“Sí, señora”
Enocguitar
“Uy uy uy eso pesa... 20 gramos eh, esto hay que facturarlo. Esto van a ser 60 euros de más y dos fotos de carnet”
Caliebre
“Pero... pero si... si eso es el doble de lo que hemos pagado por los billetes”
Enocguitar
“¿Ventanilla o pasillo?”
Caliebre
“Ventanilla”
Enocguitar
“Pues son 50 euros”
Caliebre
“Joder, pues dame pasillo”
Enocguitar
“Pues entonces son 70 euros”
Caliebre
“Me cago en los muertos, paga ya Leoncio, paga ya y deja tus cosas ahí que esto está muy caro.” 
El avión de rayanair iba hasta la bola de gente. Todas las ventanas estaban cerradas y no ponían el aire acondicionado. La gente tenía calor, estaba enfurecida. ¡La gente estaba Gamer!
Enocguitar
Se sentaban con la cara en la rodilla como archivadores todos doblados. No había hueco, no había espacio para nada. Los que mejor estaban eran los de la tarifa lowcost, iban agarrados al ala del avión y tenían un poquito más de espacio.
Caliebre
Y de repente suena... la megafonía.
Enocguitar
¿La megafonía?
Caliebre
"Bueno- ¿Buenos días? herm. Bueno- buenos días, eh bienvenidos a un nuevo tutorial de rayanair, en caso de que se acabe la gasolina saquen los brazos por las ventanillas y agítenlos sin parar. Una vez se inicie el vuelo pasaremos a ofrecerles un tentempié así como productos de cosmética, lotería, lencería, chicharrones de los dos: los de Cádiz y los normales, montaditos de palometa con queso, que- ¿Qué más tenemos? tenemos alcahuetas, tenemos alacenas tenemos muebles para el hogar, champú de albañilería robótica, tenemos bioquímica también tenemos antivirus el kapersky, porque el panda es una mierda, no se puede desinstalar no se puede hacer nad-"
Enocguitar
De repente, entre un amasijo de rodillas, como pudo se levantó un hombre.
"Quieto todo el mundo"
Caliebre
¿Qué está pasando? estábamos tó quietos, ¡Estábamos en un avión, hijoputa!
Enocguitar
"Esto es un secuestro"

Capítulo 2x03: La escena del crimen y el profesor de religión Editar

Enocguitar

Vuelo 7749 chárter, dirección Madrid. Ocho de la mañana. La gente empezó a creer que era un secuestro de verdad, especialmente cuando le pegaron 17 tiros en la boca a Dalasreview, que casualmente viajaba en el avión.
Caliebre
Muchos gritaban, había gente desvanecida, alguno incluso aplaudía lo del Dalasreview. Y le daba la gracia. La gente empezó a sacar los móviles y a grabarlo todo. Se hacían selfies con Dalas todo reventado. Alguno empezó un streaming en 4k. La gente se calentaba y empezó a hacer un flashmob en el avión improvisado. Estaban petando todas las redes de comunicación, el avión empezó a dar bandazos.
Enocguitar
"¡Soltad todos los móviles, putos locos, que nos vamos a matar!"
Entonces el secuestrador enseño el chaleco que llevaba puesto. Pero... ¡oh! Pero... ¡¡¡OH!!! No era un chaleco de bombas normal.
Caliebre
La gente se quedó petrificada. Muchos lloraban, apagaron todos los móviles. Tenía... ¡un chaleco repleto de Samsung note 7!
Enocguitar
Pero... ¡OH! había un problema mayor. No le había llegado el presupuesto para meter todo Samsung, ¡y había metido dos móviles zeta!
Caliebre
La gente pedía clemencia, clemencia, clemencia celular. Uno... uno no lo había entendido muy bien, y pedía clementina, y la azafata le trajo una naranja. A todo el mundo se le empezó a antojar naranja. La azafata no daba abasto.
Enocguitar
El secuestrador pidió un zumo de pomelo y la gente empezó a tirarle toda la cascara de la naranja "¡hijoputa, fuera de aquí!"
Caliebre
El secuestrador enfadado... enseñó uno de los móviles zeta. La gente se cagó toda. Se sentaron en sillas, dejaron el movimiento.
Enocguitar
"No tengo intención de matar a nadie, vamos a parar en Sevilla para que os podáis bajar todos"
Caliebre
¿Entonces esto que es? Esto no es un secuestro ni esto no es nada, esto es mierda, ¿Esto qué es?
Enocguitar
"Que sí, que sí, que... el avión lo voy a secuestrar pero me lo llevaré solo, mi misión sagrada contra el imperio occidental es estrellarlo contra una fábrica de Coca-Cola".
Caliebre
La gente vio peligrar el azúcar. Había Coca-Cola en juego. Se empezó a revolver. Se pegaban unos a los otros.
Enocguitar
Había gente tirándose sobres de azúcar al copiloto, "¡Hijodeputa!". La gente... la gente rompía los retrovisores del avión para hacerse rayas de azúcar.
Caliebre
Estaban todos los cristales rotos, la gente abría las ventanillas del avión a pellizcos. El secuestrador no sabía que estaba pasando. Estaba arrinconado en una esquina del avione.
Enocguitar
"Bueno, bueno, vamos a calmarnos, dialoguemos, estrellaré el avión contra una fábrica de Coca-Cola… Zero, que no tiene azúcar"
Caliebre
La gente empezó a relajarse. Ya no había más sobres de azúcar volando.
Bocherinni aprovechó el momento de confusión.
"¡Ya eres mío joputa! Leoncio, agárrale de los pies, que lo vamos a poner fino"
Enocguitar
"Vale jefe, pero me llamo Lorenzo"
Caliebre
El avión llego a Madrid sin ningún incidente más. En verdad hubo alguno más.
La policía recogió al secuestrador y se lo llevó para interrogarlo. Bocherinni quedo a la espera de que le informaran de quien era realmente el secuestrador.
Enocguitar
9:00 de la mañana. Colegio de Nuestra Señora de la Pepitilla Rancia. Lugar del crimen.
Caliebre
Bocherinni y Lorenzo estaban fatigaditos del vuelo. Había un guiri ahí hablando que no entiendo muy bien por qué. El jet lag lo tenía confundido. Un policía local custodiaba la escena del crimen.
"Buenos días agente."
Enocguitar
"Buenos días detective Bocherinni, le estaba esperando."
Caliebre
"Cuénteme, ¿que tenemos?"
Enocguitar
"Pues de primero... tenemos callos a la madrileña y de segundo... bocadillo de cho-"
Caliebre
"Vamos a ver, del caso agente, que tenemos del caso"
Enocguitar
"Ah, sí, perdón, perdón. Múltiples muertes con contusiones de tenedores en los ojos, 37 niños, una desgracia"
Caliebre
"Vaya, por dios. Vaya por dios, ¿El móvil?"
Enocguitar
"37 móviles con el Pokemon GO abierto"
Caliebre
"Vaya, es curioso. ¿Algo más que resaltar?"
Enocguitar
"Hombre, los ojos los tenían todos resaltados con los tenedores, también hemos tenido un momento tenso cuando ha aparecido un señor con media barra de pan para comerse lo que habían dejado los niños. Lo hemos tenido que echar sabes"
Caliebre
"Sí, bien hecho. Bien hecho agente... no podemos permitir que nadie infecte las pruebas"
Enocguitar
"No, si yo más bien lo he echado porque tengo ahí dos tupper y me quiero llevar para casa, sabes"
Caliebre
"Pues... ya que lo dice guárdeme uno, ¿no?"
Enocguitar
"Sí, sí, de acuerdo señor"
Caliebre
"¿Alguna pista más, agente?"
Enocguitar
"Bueno hemos visto que... en el móvil de uno de los niños pues había un Charmander nivel 28 que había capturado"
Caliebre
"¿Cuando dice 28 quiere decir 2087 verdad?"
Enocguitar
"Correcto"
Caliebre
"Vale"
Enocguitar
"Lo miro 1 segundo. Si, lo..."
Caliebre
"Es lo que me han comunicado a mi desde la central"
Enocguitar
"A ver... si, lo tenía- lo tenía mal apuntado. ¡Un boli! ¡Compañero!"
Caliebre
"A ver agente, ¡agente! no se me vaya, no se me vaya, venga aquí. Eh... ¿ha habido algún testigo?"
Enocguitar
"¿Ha habido algún testigo? bueno pues... ¡pues no lo sé! Sí hombre, sí, sí. La cocinera y el profesor de religión, que estaban supervisando en ese momento el incidente tal que pasó, sabes."
Caliebre
"Bien... bien, bien, bien. ¿Y dónde puedo localizarlos para hablar?"
Enocguitar
"Bueno pues a la cocinera la hemos trasladado a dependencias policiales y ahora mismo está siendo interrogada como principal sospechosa del crimen. ¿Sabe por qué?"
Caliebre
"¿Por qué, por qué? Dígame"
Enocguitar
"En la cocina hemos encontrado matarratas debajo del fregadero, y lo que es peor, un libro de Giorgio a medio terminar"
Caliebre
"Por favor, ¿Pero esto que es? Desde luego todo apunta a que esta señora es un mounstro, eso no lo podemos poner en duda. Pero, ¿dónde puedo encontrar al profesor de religión, para hablar?"
Enocguitar
"Pues... supongo que en su despacho, segunda planta, pero por favor trátele bien y con cuidado detective, que es que está muy afectado"
Caliebre
"Vale, de acuerdo. Lo tendré en cuenta". Bocherinni y Lorenzo subieron a la segunda planta del colegio. Hablo como Bocherinni pero soy la voz en off. Lorenzo se había tropezado en el último escalón, y eso le había hecho mucha gracia a Bocherinni.
Enocguitar
El profesor de religión les estaba esperando en su despacho. Yo también tengo tó mezcladas las voces ya. Estaba escuchando un disco de Milli Vanilli que apagó de inmediato.
Caliebre
Hubo interrogaciones muy tensas. El ambiente estaba caldeado. En parte porque el profesor de religión se había comido cuarto kilo y medio de mitade de fabada.
Enocguitar
Y no habría ni un poquito la ventana el hijoeputa. Bocherinni decidió no encenderse un cigarro por miedo a que explotase la estancia con tanto gas metano de por medio.
Caliebre
No había indicaciones en el interrogatorio para sospechar del profesor. Para sospechar del crimen de los niños, porque del crimen de la peste que estaba echando era el principal culpable.
Enocguitar
Tras el interrogatorio, Bocherinni, quizá confundido por el ambiente tuvo un apretón, y le pregunto al profesor que donde estaba el baño, "Que me cago, que me cago" gritaba. El profesor decidió acompañarle, aunque ya lo había echado todo allí el hijo de puta en la estancia.
Caliebre
Este es el baño que suenan golpes, ¿Vale?
Bocherinni y el profesor se encontraban en el urinario con la trucha en la mano. El primero en terminar fue Bocherinni. Mientras Lorenzo le guardaba la churrita recibió la llamada de dos policías que llevaban el caso del secuestrador del avión. Resulta que no había ningún terrorista. Era el fundador de los móviles zeta haciéndose pasar por uno.
Enocguitar
Pero, ¡OH! ¡¡¡OHHH!!! Mientras Bocherinni habla por el teléfono, Lorenzo vio a través del espejo al profesor de religión sacudiéndose la churrita, ya estaba acabando, y... ¡OH!
Caliebre
En uno de los huevos... tenía tatuado... un Charmander, y dos macarrones pegados.

Capítulo 2x04: El fallo técnico, otra vez Editar

Enocguitar

La cosa había sido bastante fuerte. Habían visto en el huevo del profesor de religión un tatuaje del Charmander 2087 y dos macarrones pegados. Todo apuntaba a que él era el culpable de la muerte de 37 niños con tenedores clavados en los ojos.
Caliebre
E terrible. E terrible
Enocguitar
Era muy fuerte.
Caliebre
E terrible. Ahora. Bocherinni y Lorenzo persiguen al profesor de religión que intenta huir. Suben hasta el tejado, y él quiere saltar.
Enocguitar
¿Saltar?
Caliebre
Mientras cae al abismo, dice una frase que no es entendible, e inentendible.
Enocguitar
Inentendible total, como tu hablando ahora mismo, madre mía. Están... los sonidos, está lloviendo. De repente, porque sí. La frase no se le escucha un carajo.
Caliebre
¿Qué está pasando, que llueve mucho? ¿Qué es lo que pasa, eh? ¿Cura de mierda? ¿Te quieres tirar?
Enocguitar
Caliebre, que te peta el audio
Caliebre
...
Había petado el cocacola y no se podía hacer. El programa que controlaba los sonidos no era capaze de reproduzzirlo, y no estaba previsto. Hasta el próximo capítulo.